miércoles, 19 de diciembre de 2012

Tamales especiales: Nacatamales

"Tamal" que en náhuatl significa "envuelto de manera cuidadosa" es parte de la herencia gastronómica en iberoamérica y es parte de nuestra cultura mexicana.


Según la creatividad y gustos se elaboran con una variedad muy grande de formas y tamaños, y se rellenan con una diversidad de alimentos tanto vegetales como de origen animal.
Básicamente sus ingredientes son la masa hecha de harina de maíz, manteca de cerdo o aceite y sal.

No sé desde cuando se comenzó a utilizar la manteca de puerco como uno de los ingredientes principales del tamal pero esto lo hace muy alto en calorías y colesterol, y a estas alturas hemos satanizado las grasas saturadas e intentamos no incluirlas mucho en nuestros alimentos por cuestión de salud.

Al parecer las grasas o mantecas utilizadas en la masa del tamal son para que la masa no se pegue a la hoja de maíz y éste se desprenda mucho más fácil, además obviamente de darle un sabor más apetecible.

Y en la búsqueda de un tamal más saludable me he encontrado con el "Nacatamal", su característica principal es que no -contiene manteca- y eso es un punto a favor del equilibrio alimentario.

Los "nacatamales" son un platillo típico en México que se prepara especialmente para la velación del Día de Muertos en los poblados de la región del Lago de Pátzcuaro y en algunos lugares de la Cañada de los Once Pueblos. 
En Nicaragua también se elabora el nacatamal, las diferencia es que la masa si lleva manteca y es mucho más grande que ocupa todo el plato.

Masa para elaborar "Nacatamales"
Ingredientes:
1 kilo de masa de maíz martajada.
3 tazas de caldo de verduras
1 cucharada de sal
Mezcle todos los ingredientes hasta obtener una consistencia suave. 

El relleno será cuestión de gustos, pero lo ideal será rellenarlos con verduras.
Puedes guisar nopalitos o champiñones, o rallar verduras combinadas, pimientos de colores, cebollas y sazonarlas con hierbas y especias, o simplemente guisadas con salsas de tomates y chiles. 

Coloreado de la masa
La masa puede colorearse o dejarse natural. Con chiles secos (rehidratados y molidos), con jugo de betabel o jugos verdes, o combinar la masa con hojas (picadas finamente) de acelgas, chaya, cilantro o betabel. 

Armado del tamal
Se pueden utilizar hojas de maíz seco (previamente hidratadas en agua tibia para que estén suaves) u hojas de plátano (éstas se asan en un comal y se cortan en rectángulos), hojas de acelgas, hojas de col morada o col blanca, hojas de chaya, hojas de parra y también hojas de espinacas.

Se acomodan en una vaporera en forma vertical, se cuecen a fuego alto por una hora, se retira del fuego y se dejan enfriar.
Se acompañan con salsas hechas de tomates y chiles.














2 ==> dejaron su comentario::